ambiental México

Espectrofotómetro Dobson No. 098, el medidor de la capa de ozono

La UNAM, a través del Instituto de Geofísica, cuenta con el Espectrofotómetro Dobson No. 098, único equipo en el país que mide la capa de ozono estratosférico y reporta directamente sus resultados a la Red Mundial de Monitoreo de la Capa de Ozono, la cual monitorea la salud del planeta.

La UNAM, a través del Instituto de Geofísica, cuenta con el Espectrofotómetro Dobson No. 098, único equipo en el país que mide la capa de ozono estratosférico y reporta directamente sus resultados a la Red Mundial de Monitoreo de la Capa de Ozono, la cual monitorea la salud del planeta. Espectrofotómetro Dobson No. 098, el medidor de la capa de ozono


Espectrofotómetro Dobson No. 098, el medidor de la capa de ozono

Por: Difusión UNAM

La UNAM, a través del Instituto de Geofísica, cuenta con el Espectrofotómetro Dobson No. 098, único equipo en el país que mide la capa de ozono estratosférico y reporta directamente sus resultados a la Red Mundial de Monitoreo de la Capa de Ozono, la cual monitorea la salud del planeta.

La presencia de esta capa protege a la Tierra de la radiación ultravioleta proveniente del Sol.

Héctor R. Estévez Pérez, del Servicio Solarimétrico Mexicano, es el encargado de examinar los niveles de ozono estratosférico. “

Somos la única estación en tierra en México que mide ozono estratosférico y tenemos asignado el número 192 en el Global Atmosphere Watchers”, detalló el experto.

Este instrumento, refirió el académico, se ubica en el Instituto desde 1974. Hubo una brecha en las mediciones debido a la falta de personal, las cuales se retomaron en 2014, cuando se realizó un trabajo de restauración del aparato.

Espectrofotómetro Dobson No. 098, el medidor de la capa de ozono

“Con este instrumento, que es un Espectrofotómetro Dobson, lo que hacemos es hacer mediciones en la columna total –se dice así, porque si planteamos una circunferencia de un metro de radio y nos extendemos hasta la estratosfera y logramos comprimir todo ese ozono a una temperatura y presión estándar, tendríamos toda esta concentración en un grueso de milímetros, más o menos haciendo un símil-, 300 unidades Dobson corresponderían aproximadamente a una capa de 3 milímetros, parece poco, pero es lo que nos sirve como escudo contra la radiación ultravioleta”, explicó el especialista universitario.

Estévez Pérez agregó que los datos generados en la UNAM se han trabajado en colaboración con el Servicio Meteorológico Nacional de Argentina, donde la gente que tenía más experiencia trabajando con los instrumentos me indicaban cómo, cuándo, dónde, bajo qué condiciones se podían efectuar las mediciones y test correspondientes del instrumento para evaluar el estado de la óptica.

“Una de las principales características es que se debe medir cerca del mediodía solar verdadero, el cual varía dependiendo la época del año y no necesariamente es a las 12:00 hora local; hay ocasiones que puede ser 12:35 o 12:40, dependiendo de la época del año”, precisó.

Recordó que los trabajos de Frank Sherwood Rowland y Mario Molina Pasquel y Henríquez abrieron el camino para proteger la capa de ozono, pues revelaron que los clorofluorocarbonos o CFC’s -compuestos químicos usados en la refrigeración y aerosoles- se acumulaban en la atmósfera y dañaban la capa de ozono del planeta, trabajo que les valió el Premio Nobel de Química en 1995.

Lo anterior condujo a que en 1987 el mundo comenzara a tomar decisiones importantes, por lo cual nuestro país se sumó al Protocolo de Montreal -una de las políticas que ha funcionado en el planeta para protegerlo-, razón por la cual se efectúa desde hace tiempo el registro y monitoreo de la evolución de la capa de ozono, actividad en la que día a día ayuda la UNAM gracias a su Espectrofotómetro Dobson.

“Todo esto se va monitoreando gracias a mediciones en satélite, en tierra y con observatorios alrededor del mundo. Se estableció un modelo que hablaba de la recuperación de esta capa, dando el 2050 una tasa de recuperación de la capa a los niveles que se tenían en 1980”, refirió.

Sin embargo, recientemente se publicó un artículo en la revista Nature que decía que se debe establecer una nueva metodología para la evaluación de la recuperación de la capa de ozono, porque aparecen sustancias que tienen un gran poder de destrucción, pero poco tiempo de vida en la atmósfera, subrayó.

Una de las estrategias para dar seguimiento a este proceso, añadió Estévez Pérez, es el monitoreo constante de la capa de ozono mediante estaciones en tierra y factores sociales, pues el Estado, en función de los compromisos internacionales, debe colaborar en esta labor.

“Es muy importante manejar bien tanto las mediciones satelitales, como en tierra. Tenemos buenos instrumentos y nuestros datos alimentan los modelos de estudio en varias regiones del mundo, que revisan no solo los niveles de ozono, sino su interacción con las sustancias que lo agotan o eliminan”, enfatizó el universitario

Espectrofotómetro Dobson No. 098, el medidor de la capa de ozono


Esto te puede interesar

Episodio #33: Ajolotes de Michoacán, ¿extinción o conservación?

En este Episodio #33: Ajolotes de Michoacán, ¿extinción o conservación? conversamos con Miguel Piñón Flores, Maestro en Ciencias por la UMSNH y con Karina Martínez Servín y Verónica Torres Ponce, colaboradoras del proyecto Achoque, acerca de los ajolotes de Michoacán; las características de las especies, sus amenazas y conservación.

0 comments on “Espectrofotómetro Dobson No. 098, el medidor de la capa de ozono

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: