totomoxtle
Salud

El totomoxtle, un secreto cultural

El totomoxtle en México lo encuentras casi en todas las esquinas, desde muy temprano y envolviendo los sabores más ricos y variados que pueden combinarse con masa de maíz.

El totomoxtle en México lo encuentras casi en todas las esquinas, desde muy temprano y envolviendo los sabores más ricos y variados que pueden combinarse con masa de maíz.

La hoja de maíz (Zea mays), tradicionalmente llamada amero en Colombia, chala en Argentina, Bolivia, Chile, Perú y Uruguay, farfolla en España, panca en Perú y totomoxtle en México, es una parte de la planta muy apreciada en diversas culturas de América Latina, donde tiene multitud de funciones: como envoltura para cocinar los tamales y otros alimentos, o bien para conservarlos, o como comida para el ganado.

totomoxtle
FOTOS: Gobierno de México.

El totomoxtle, conocido comúnmente como la cáscara u hoja que cubre la mazorca, se usa normalmente por los campesinos para dar de comer a los animales, otro de los usos más comunes es para la elaboración de los tradicionales tamales, pero se han descubierto muchos beneficios en el arte de las manualidades que se pueden obtener de esta hoja, así las personas obtienen un mejor desarrollo económico para el progreso del núcleo familiar.

Actualmente se desconoce la fecha en que realmente surgió la idea de usar hojas de maíz para crear manualidades, entre los diferentes diseños que se pueden elaborar del totomoxtle podemos mencionar algunos como arreglos con flores de toda índole, algunas figuras como cristos, payasitos, angelitos, aretes, ramos, novias, bailarines, imágenes religiosas y hasta vestidos de novia, todos con este material único.

Si alguna vez andas por Veracruz, no dejes pasar la oportunidad de visitar el Museo del Totomoxtle, ubicado en el pueblo mágico de Xico, donde se exhibe una gran colección de figuras creadas con hojas de maíz, las cuales son verdaderas obras de arte que representan la cultura y tradición del pueblo.

El Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) le da seguimiento a los diferentes tipos de maíz que se produce en el país; maíz grano amarillo, maíz grano azul, maíz grano blanco, maíz grano de color, maíz forrajero, maíz palomero, maíz pozolero y elote.

Para 2016 se reportó una superficie sembrada de 8.4 millones de hectáreas en total, donde tan solo el maíz grano blanco aportó 84.0%.

Además, se generó un valor de la producción de 110,073 millones de pesos, entre el maíz grano blanco y amarillo aportaron 90.2%.

Ahora, si se considera que de cada mazorca se aprovechan entre ocho a 10 hojas, resulta que se obtiene un material que para muchos pudiera parecer desecho; sin embargo, las y los mexicanos han sabido sacarle el máximo provecho para crear diferentes productos.


Esto te puede interesar

Francisco Eppens Helguera y el mural de la Facultad de Medicina en la UNAM

Uno de los murales más conocidos del campus central de Ciudad Universitaria se encuentra en la fachada poniente de la Facultad de Medicina, espacio en el que Francisco Eppens Helguera colocó una de las piezas que él mismo consideraba más importantes de su carrera: La vida, la muerte, el mestizaje y los cuatro elementos.

Víctor Garduño Monroy, el científico con sentido social y el padre amoroso

Fue un reconocido geólogo michoacano, fundador de la Maestría en Geociencias y Planificación del Territorio. Incansable investigador de la Geología en México. Formador profesional de centenares de estudiantes a nivel profesional y posgrado; ganador de la Presea José María Morelos y Pavón y Primer Investigador en Obtener la Presea Vasco de Quiroga en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Ese fue (es) el doctor Víctor Garduño Monroy, un hombre amoroso, un geólogo de convicciones y un ser humano libre./ Por: Gilbert Gil Yáñez

linfoma

El linfoma, el cáncer potencialmente curable

Linfoma es el sexto cáncer más común en México, después del tumor de mama, cérvicouterino, pulmón, próstata y colon. Se trata de un cáncer altamente curable, cuyo éxito en el tratamiento depende del conocimiento de la enfermedad, de reconocer síntomas y del diagnóstico oportuno. 

0 comments on “El totomoxtle, un secreto cultural

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: