Michoacán Reportajes

Las fallas geológicas de Morelia / Repaso histórico

en15dias.com realiza un repaso histórico de los estudios acerca de las fallas geológicas en la ciudad de Morelia. Desde 1976, con la primera carta cartográfica realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) hasta los Atlas de Riesgos Geológicos realizados por el Ayuntamiento de Morelia, incluyendo el último realizado en 2020 y “perdido por un hackeo” a las oficinas municipales. / Por: Gilbert Gil Yáñez

El gobierno municipal de Morelia no ha actualizado el Atlas de Riesgos Geológicos, a pesar de que la ciudad se encuentra en un territorio sísmico ya que pertenece al Eje Neovolcánico. Las fallas geológicas de Morelia / Repaso histórico


TEXTO: GILBERT GIL YÁÑEZ
en15dias.com

El gobierno municipal de Morelia no ha actualizado el Atlas de Riesgos Geológicos, a pesar de que la ciudad se encuentra en un territorio sísmico ya que pertenece al Eje Neovolcánico. Las fallas geológicas de Morelia / Repaso histórico

El Atlas de Peligros y Atlas de Riesgos Geológicos constituyen documentos cartográficos fundamentales y prioritarios para el diseño de estrategias de mitigación y prevención de desastres, así como de planificación y ordenamiento territorial.

Particularmente el atlas de peligros geológicos constituye el insumo fundamental en la evaluación de riesgos y desastres.


Te puede interesar


LA HISTORIA DEL ESTUDIO DE LOS ATLAS DE RIESGOS GEOLÓGICOS DE MORELIA


LOS SETENTA / LAS PRIMERAS CARTAS CARTOGRÁFICAS

Desde 1976, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ha realizado cartas cartográficas, topográficas e hidrológicas de la Ciudad de Morelia. En las cuáles ha destacado la morfología del territorio moreliano.

MAPA 1976

FUENTE: INEGI

Sin embargo, es hasta 1978 cuando la dependencia realiza una “Cartas Topográfica” donde identifica las fallas de La Paloma, La Colina, Cerritos y Atapaneo-Charo.

MAPA 1978

FUENTE: INEGI

En 1983, el INEGi realiza una nueva “Carta Geológica” que dotaría de información acerca del origen, clasificación y edad de las rocas. Además contiene información acerca de fallas, fracturas volcanes, minas y zonas hidrotermales entre otras.

MAPA 1983

FUENTE: INEGI

LOS OCHENTA / LOS PRIMEROS ESTUDIOS ACADÉMICOS

Históricamente, la ciudad de Morelia ha tenido problemas por sus fallas geológicas, sin embargo fue hasta 1983-1984 cuando comenzaron los estudios por parte de un grupo de investigadores de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Según un documento realizado para el gobierno municipal, desde 1984 iniciaron los estudios a partir de una serie de fracturas que se manifestaron en obras civiles en Santa Ana Maya, Tarímbaro y la ciudad de Morelia.

En excavaciones, dos geólogos del Instituto de Geología de la UNAM constataron la presencia de una falla normal con un salto de más de dos metros, a la altura de lo que fue la Central Camionera de Morelia.

Al mismo tiempo, un grupo de estudiantes de Ciencias de la Tierra iniciaron la cartografía de los daños a lo largo de las fallas de lo que se denominó Falla Central Camionera (hoy falla Nocupetaro) y falla de La Colina.

En 1988, una nota en el Periódico local “La Voz de Michoacán”, titulada “Michoacán requiere de una red Sismológica y geólogos”, describía la presencia de las fallas geológicas en Morelia, Tarimbaro y Santa Ana Maya.

LA VOZ DE MICHOACÁN 1988

FUENTE: LA VOZ DE MICHOACÁN.

Para 1988 ya se conocían en la Ciudad de Morelia las fallas de: La Colina, Central Camionera, Chapultepec y de La Paloma, sin embargo la mancha urbana aun no existía.

Fallas geológicas de Morelia. Es importante notar el trazo de la falla La Colina, donde no obstante ya estar reportada por el INEGI, en esta figura solo se representa a la falla afectando una zona urbana. FUENTE: Estudios 2011.

LOS NOVENTA / AUMENTAN LOS HALLAZGOS DE FALLAS

De 1989 a 1993 los estudios se detienen, sin embargo, en 1994 inicia una nueva dinámica de estudio apoyados por investigadores de la Universidad de Milán y de la Universidad de Florencia, Italia.

En 1993 las fallas crecieron en número ya que se comienza a manifestar la falla de Torremolino.

Las fallas geológicas de Morelia para 1993. La zona amarilla representa las potenciales zonas a inestabilidad de laderas. FUENTE: Estudios 2011.

Para 1995, las instalaciones del Seguro Social ya habían sido afectadas en gran medida, por lo que se tuvo que demoler un edificio de consultorios y se comenzó a distinguir las grandes deformaciones de la Torre y del extremo norte del edificio de Ginecología.

En 1996, nuevamente el periódico local “La Voz de Michoacán” publica el mapa con las fallas más importantes donde se puede observar el crecimiento de la falla La Colina con respecto al crecimiento de la zona urbana.

Las fallas de Cuautla, Ventura Puente, El Realito y La Soledad iniciaron a manifestarse a finales de la década de los noventa.

Entre 1995 y 1999 se dan a conocer con mayor énfasis a las autoridades el problema de las fallas geológicas.

En este tiempo se presenta la crisis de más de 60 viviendas de la unidad habitacional Manantiales, donde se hace ver que todos los daños eran producto de la prolongación de la falla La Colina, que de hecho ya afectaba también a las colonias de López Mateos y las Águilas.

En este tiempo se construye el fraccionamiento Agua Clara y se informa del trazo de la falla La Colina en este nuevo desarrollo. Visto el crecimiento de la ciudad y la poca consideración a este proceso geológico, se entrega un documento a las autoridades municipales de urbanismo, Obras Públicas y a Protección Civil.

Esta información se daba con mapas del trazo de las fallas y de un texto donde se hablaba de la relación entre las fallas geológicas y la sobre explotación del acuífero subterráneo que inicio abatirse en forma alarmante.

Durante este periodo se llevan a cabo estudios geofísicos aplicando la técnica de Georadar, que permitieron identificar claramente las fallas en el subsuelo, por ejemplo se corroboró que todas ellas tenían un salto de más de un metro, que eran fallas sinsedimentarias y que todas tenían la geometría de las fallas regionales.

Para profundizar su geometría se realizaron excavaciones perpendiculares a las fallas en las fallas de Héroes de Nocupetaro, La Colina, Chapultepec y en la nueva falla de Torre Molino, que inicia a notarse más debido a las construcciones nuevas que no la consideraron.


Te puede interesar


2001 / PRIMER ATLAS DE PELIGROS GEOLÓGICOS DE LA CIUDAD DE MORELIA

El Atlas de Peligros Geológicos de la ciudad de Morelia (APGM) en su versión 2001, constituye el primer antecedente en Michoacán, y probablemente del país, de un documento cartográfico de detalle (a escala de mancha urbana) que se ofrece a la sociedad para la identificación temática y espacial de fenómenos geológicos que afectan a la infraestructura pública y privada de su ciudad.

El documento fue producto del trabajo conjunto entre profesores e investigadores del Departamento de Geología y Mineralogía del Instituto de Investigaciones Metalúrgicas de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), y el Ayuntamiento de Morelia, a través de su Dirección de Protección Civil.

A pesar de ser el primero en su tipo, el documento tenía deficiencias como que la Base cartográfica era poco confiable; el mapa base utilizado para el Atlas de la versión 2001, fue un mapa manzanero de la ciudad de Morelia hecho a principios de la década de los 80’s (siglo pasado), carente de parámetros cartográficos básicos (escala, proyección, datum, etc).  


2011 / SE ACTUALIZA EL ATLAS VERSIÓN 2001

Tuvo que pasar una década para que nuevamente se analizarán las fallas geológicas que afectan la ciudad e Morelia.

Debido al desarrollo científico alcanzado a lo largo de los últimos diez años, en los que se obtuvieron nuevas técnicas de estudio con resultados más confiables; aunado a la evolución temporal y espacial de los fenómenos geológicos que se representan en el Atlas; y sobre todo, al crecimiento de la ciudad, se hizo indispensable realizar la actualización estructural y cartográfica del Atlas de Peligros Geológicos de la ciudad de Morelia 2001.

El documento es realizado por el Dr. Víctor Manuel Hernández Madrigal y el Dr. Víctor Hugo Garduño Monroy del Departamento de Geología y Mineralogía, Instituto de Investigaciones Metalúrgicas, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y el Dr. Jorge Alejandro Ávila Olivera del Instituto de Investigaciones en Recursos Naturales, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Los investigadores se dedicaron a la actualización cartográfica. Como resultado de recorridos y mediciones hechas en campo para la cartografía de la trayectoria de las fallas geológicas de Morelia y tomando como referencia la planimetría y topografía contenidas en el mapa base, los académicos concluyen que la ciudad de Morelia es afectada por 13 fallas geológicas.

ESTUDIO 2011


2014 / NUEVO ESTUDIO, NUEVOS HALLAZGOS

En 2014, los mismo investigadores realizan el Estudio Hidrogeológico del Sistema Acuífero de Morelia, Michoacán, para una Correcta Planificación del Territorio.

De acuerdo con el estudio elaborado por Víctor Hugo Garduño Monroy, Niccolò Giordano y Víctor Manuel Hernández Madrigal, así como Jorge Alejandro Ávila Olivera, no obstante haber mostrado las dos fallas principales de la región de Morelia-Tarimbaro, «en la planificación del territorio siempre se ha cuestionado la existencia de estas estructuras geológicas».

Con la recopilación de la información de detalle acerca de la litología del subsuelo, obtenida por medio de los pozos profundos para la extracción del agua del subsuelo administrados por el Organismo Operador de Agua Potable y Alcantarillado Sanitarios (OOAPAS), junto al estudio de los antecedentes y trabajo de campo, se realizó un perfil geológico NO-SE de la ciudad de Morelia, donde se aprecian «los grandes desniveles generados por las fallas de Morelia, destacando la falla La Paloma con un desplazamiento real de más de 200 metros», lugar exacto de la construcción del proyecto Segunda Etapa del Libramiento Sur, tramo Ramal Camelinas.

Según el estudio, la falla geológica de La Paloma es el límite sur de las cuencas lacustres que se pueden dividir en tres zonas lacustres y fluvio lacustres, separadas por bloques basculados que conformaron la loma donde se asentó la ciudad antigua de Morelia.

Los expertos abundan en «la estructura mayor, conocida como la falla La Paloma, mide 13 km de longitud y muestra una forma escarpada con un desnivel máximo de 180 metros.»

El estudio destaca que en el área sureste de la ciudad, en correspondencia del bloque de piso de la falla La Paloma (Mesa de Santa María y Tecnológico de Monterrey), un pozo explota agua de 23°C y ha creado un cono de abatimiento que llega a una profundidad de 180 m; esta agua corresponde al acuífero profundo, mientras que desde dos kilómetros más al oeste se explota el acuífero somero ubicado en los sedimentos fluviales-lacustres, a una profundidad de 40-80 metros, con el agua a una temperatura de 15°-17°C.

«Si el crecimiento urbano de la ciudad cubre estas zonas, seguramente la recarga se irá a valores más críticos que los actuales, generando abatimientos que superaran los 100m en todo el acuífero profundo, generando mayores costos de explotación y acuíferos más difíciles de aprovechar».


2017 / DENUNCIAS DE NUEVAS FALLAS

En 2017, las denuncias por cuarteaduras y agrietamientos en muros, ruptura de ventanas y vencimientos en los marcos de las puertas aumentaban en las oficinas de Protección Civil de Morelia.

A tal grado que afectó a 50 viviendas y llevó al descubrimiento de dos nuevas fallas geológicas sísmicas regionales en la ciudad.

Las nombraron López Rayón y Hacienda Tinijaro por su ubicación.


2019 / DOS NUEVAS FALLAS

El 21 de septiembre de 2019, Rogelio Rangel Reguera, entonces coordinador de Protección Civil y Bomberos municipal, daba a conocer que se habían identificado dos nuevas fallas geológicas, en la zona de los Itzícuaros.

“Se acaban de detectar unas fallas de mayor longitud, de mayores grados de inclinación y otras por los Itzícuaros (…)”, reportaba la prensa de Morelia.

El funcionario municipal adelantaba que sería “en no más de un mes que se dé a conocer el mapa con las nuevas alertas en materia de geología”, aunque eso nunca pasó.


2020 / REALIZAN ACTUALIZACIÓN

El primero de julio de 2020, la Dirección de Protección Civil y Bomberos de Morelia, detectó dos nuevas fallas geológicas en la capital michoacana.

En conferencia de prensa con medios, se informaba que “las nuevas fallas se encuentran ubicadas en la colonia Ignacio López Rayón y la restante en Tiníjaro, ambas con tendencia al hundimiento y encontrándose en el fraccionamiento con el mismo nombre”.

En la conferencia de prensa se presentaron mapas de las nuevas fallas, sin embargo no hay documento oficial al respecto.

Según la última actualización del Atlas de Riesgos Geológicos de Morelia, que data de 2020, hay 16 fallas registradas por la autoridad municipal.

Fallas Geológicas detectadas en Morelia

  1. Cointzio
  2. Cerritos
  3. La Paloma
  4. Torremolinos
  5. Viveros
  6. Manantiales
  7. Hacienda Tiníjaro (nueva)
  8. López Rayón (nueva)
  9. Cuautla
  10. Manantiales
  11. Chapultepec
  12. La Colina
  13. Nocupétaro
  14. La Soledad
  15. El Realito
  16. Puertas del Sol

La autoridad encargada de la actualización de este Atlas de Riesgos Geológicos es la Coordinación Municipal de Protección Civil de la Secretaría del Ayuntamiento de Morelia.

En 2020, en la solicitud de información pública, con número de folio 00135620, la autoridad municipal entrega los últimos mapas públicos acerca de las fallas existentes en Morelia.

Además, la dependencia detalló que “actualmente se está trabajando en la actualización del mapa de peligrosidades por fallas geológicas, en toda la zona urbana y suburbana del Municipio; por lo que en cuanto dichos trabajos concluyan estaremos en condiciones de entregar lo faltante”, sin embargo, eso tampoco sucedió.

FUENTE: PNT.

2021 / “SE PERDIÓ ATLAS POR HACKEO”

El 24 de agosto de 2021, el gobierno de Morelia anunciaba en conferencia de prensa que la admonistración municipal había sido hackeada. “Nuestras bases de datos principales fueron hackeadas”, entre ellas el Atlas de Riesgos Geológicos, supuestamente actualizado y presentado en 2020.

El portal local, Quadratín, reportaba en septiembre de 2021, que la administración municipal no tenía ningún registro del Atlas de Riesgos Geológicos, realizado por la adminitrsación de Raúl Morón y Humberto Arroniz.

Alejandro Hernández Álvarez, coordinador de Protección Civil y Bomberos municipal señalaba que “el ciberataque que afectó a 16 servidores y tres bases de datos referentes a ingresos, servicios administrativos y obra pública también impactó el área de protección civil, donde los equipos de cómputo están en blanco”.

“A dos años de distancia, el gobierno de Morelia no difundió el atlas actualizado y no se habilitó el apartado de riesgos geológicos, y el trabajo que se debió realizar no ha sido localizado por la nueva administración local”, reportaba la Agencia Quadratín.

Checa la nota de Agencia Quadratín: https://www.quadratin.com.mx/principal/en-blanco-atlas-de-riesgo-geologico-por-presunto-hackeo-en-morelia/

Hasta el momento en la administración de Alfonso Martínez Alcázar no se ha obtenido información al respecto. Sin embargo, el gobierno municipal trabaja junto con el IMPLAN en el Atlas de Riesgos, el cuál se prevé contenga el Atlas de Riesgos Geológicos de la ciudad de Morelia.


Esto te puede interesar

¡Vamos al Tercer Encuentro Nacional de Ecotecnias!

El 3er. Encuentro Nacional de Ecotecnias tiene como principal objetivo reunir a expertos en el ámbito de las Ecotecnologías de todo el país, así como a actores importantes involucrados en la transición hacia el Desarrollo Sostenible y transferencia de tecnología apropiada en México.

0 comments on “Las fallas geológicas de Morelia / Repaso histórico

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: