Categoría: Opinión

Opinión

OPINIÓN: Codicia

La impunidad ha sido el permiso consentido que la autoridad ambiental le ha otorgado a los aguacateros y talamontes ilegales. Es el guiño perverso que desde el poder se hace para que los abanderados del progreso del oro verde hagan con los bosques michoacanos lo que les de su regalada gana. De nada sirve hegemonizar el discurso ambiental si no hay acciones, y si no hay resultados.