Opinión

OPINIÓN: Ya pasaron las marchas, ¿qué sigue?

El periodismo mexicano se ha radicalizado de una manera preocupante y está ignorando a una enorme cantidad de personas que sólo recibe información sesgada, incompleta, ideologizada y en algunos casos hasta manipulada.

El periodismo mexicano se ha radicalizado de una manera preocupante y está ignorando a una enorme cantidad de personas que sólo recibe información sesgada, incompleta, ideologizada y en algunos casos hasta manipulada. OPINIÓN: Ya pasaron las marchas, ¿qué sigue?


Ya pasaron las marchas, ¿qué sigue?

Por: Andrés A. Solis*

Dos marchas, dos eventos masivos, dos bandos que defendieron sus cifras y posturas, pero no hubo nota.

Lo de menos es resumir cada marcha, al final ambas fueron a favor y en contra de algo, cada una defendió su postura ideológica y sirvió para criticar al otro bando y por eso no hubo nota.

No hubo nota, porque ya sabíamos qué sucedería. En cada caso ya teníamos una visión anticipada de los discursos, los mensajes y las críticas. La foto era anecdotaria y acaso con cierto valor periodístico.

Digo que no hubo nota, pero no significa que fueran carentes de interés periodístico y para el caso, quienes no quisieron participar en ninguna de las marchas, tenía derecho a saber qué sucedió a través de las narraciones de los medios de información.

El problema es que los medios también tomaron partido y apelaron a los intereses ideológicos de sus audiencias cautivas, ignorando las necesidades informativas y el derecho de acceso a la información de quienes no asumen posturas, que realmente parece ser la enorme mayoría de la población.

No tenemos un estudio científico que nos diga en términos reales cuántas personas apoyan a cada una de estas dos clarísimas posturas ideológicas y por tanto tampoco tenemos la estadística de cuántos millones de personas están en la posición de que no les importan los discursos políticos ya tan desgastados a cuatro años de este gobierno.

Sin embargo, esas personas que están en el “me vale”, también merecen ser informadas, también tienen derecho a recibir información útil y esto no lo han encontrado en los medios periodísticos.

El periodismo mexicano se ha radicalizado de una manera preocupante y está ignorando a una enorme cantidad de personas que sólo recibe información sesgada, incompleta, ideologizada y en algunos casos hasta manipulada.

Y no ha sido consecuencia de las marchas; más bien las marchas terminaron de mostrarnos esta forma en que las grandes empresas mediáticas, pero también los medios pequeños y los medios emergentes, han optado por abandonar el periodismo profesional, para dedicarse a la transcripción de discursos, a la reproducción de boletines de prensa y a convertirse en agencias de relaciones públicas de esas dos grandes posturas ideológicas.

Si no corregimos el rumbo, seguiremos perdiendo terreno ante la Post Verdad y sobre todo, seguiremos perdiendo la confianza ciudadana que tanto necesitamos.


¿Quién es?
Andrés A. Solis*

*Periodista, autor del “Manual de Autoprotección para Periodistas” y de la “Guía de buenas prácticas para la cobertura informativa sobre violencia”. Conduce el programa “Periodismo Hoy” que se transmite los martes a las 13:00 hrs., por Radio Educación.


Las ideas vertidas en la sección de Opinión son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten. La política editorial de en15dias.com promueve su difusión como contribución a la discusión acerca de los conflictos sociambientales, salud, derechos humanos, ciencia y política ambiental.


Esto te puede interesar

OPINIÓN: El Lago de Cuitzeo: ¿crónica de una muerte anunciada?

A pesar de que el panorama luce complejo, el mensaje respaldado con evidencia técnica y científica es contundente, y éste es que el Lago de Cuitzeo se puede recuperar y restaurar. Esto requiere de varios años de trabajo, pero se debe empezar abordando el tema con la rigurosidad que se demanda.

OPINIÓN: El Mecanismo que camina

El Mecanismo para periodistas del Estado de México está impulsando que los Bandos Municipales incluyan la responsabilidad del poder público de proteger el ejercicio profesional del periodismo como condición de desarrollo democrático y como garantía para defender el derecho de la sociedad a ser informada.

Impactos a la subcuenca del río Duero

Hay diversas problemáticas que han impactado la subcuenca: crecimiento urbano, deforestación, cambio de uso de suelo, contaminación urbana y residuos de la agroindustria de exportación.

0 comments on “OPINIÓN: Ya pasaron las marchas, ¿qué sigue?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: