regresividad ambiental en México
Opinión

OPINIÓN: Regresividad ambiental en México

OPINIÓN: El Doctor Julio Santoyo Guerrero señala que hay una regresividad ambiental en México. En los últimos años la agenda ambiental ha sido abandonada

Regresividad ambiental

/ Por Julio Santoyo Guerrero**

La razón por la que llegó a nuestra constitución política, en el artículo 4°, el derecho a un medio ambiente sano no fue por casualidad u ocurrencia. Llegó porque es crucial para la vida de las personas y así se reconocía y se debe reconocer. Regresividad ambiental en México.

 Ese derecho está establecido para todos los mexicanos con claridad en el capítulo relativo a los derechos humanos y sus garantías. Presupone, pues, la existencia de fenómenos detonados por la acción humana en su relación con la naturaleza que ponen en riesgo la vida de los demás.

Tal artículo constitucional busca proteger y tutelar el derecho de las personas a la vida en su relación con el entorno ecológico. En el fondo, y a través de la ley reglamentaria (La Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente), pretende establecer las reglas esenciales para alcanzar un equilibrio sensato, vital, para que la sociedad mexicana pueda vincularse con ese entorno de tal manera que la vida y la salud tengan sustento.

El derecho a un medio ambiente sano es joven en el texto constitucional, estará cumpliendo en noviembre apenas 23 años. Llegó ahí porque México, al igual que otros gobiernos del mundo, reconoció lo evidente: la actividad productiva sustentada en valores adversos a la vida natural, han alcanzado tal magnitud destructiva que ponen en riesgo la existencia sobre el planeta de la especie humana.

Las consecuencias acumulativas de siglos de depredación, se reconoce hoy, nos colocan en los límites de la sobrevivencia. La extinción humana puede ser otro de los tantos capítulos que el planeta podrá asimilar como lo ha hecho ante la desaparición de otras especies. No somos esenciales para la vida en la tierra, el antropocentrismo ha sido un mito construido desde el ego del hombre. Es decir, por siglos hemos creído en una patraña que buscó colocarnos en el lugar del dios que la razón expulsó del puesto de mando.

No obstante que los derechos humanos tienen que ser progresivos ha ocurrido que los gobiernos, en ausencia de una visión de largo plazo, han acotado la expansión necesaria del derecho a un medio ambiente sano. En los hechos lo siguen considerando como secundario y sacrificable en aras del desarrollo económico, sobre todo del desarrollo no sostenible.

De lo anterior da cuenta la progresiva banalización de las políticas ambientales que ha tenido como consecuencias la caída drástica del presupuesto a ellas destinado y el desmantelamiento de instituciones estratégicas que representan las manos y pies del derecho humano referido.

En lugar de la progresividad del derecho ambiental se ha impuesto como tendencia la regresividad. De facto, ahora tenemos acciones y omisiones gubernamentales que se desarrollan a contrapelo del artículo 4°. Es decir, el propio gobierno incumple con su deber de proteger el derecho de la sociedad a un medio ambiente sano.

Lo anterior, no obstante que el texto sea explícito en cuanto a las obligaciones del Estado en materia ambiental: “Toda persona tiene derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar. El Estado garantizará el respeto a este derecho. El daño y deterioro ambiental generará responsabilidad para quien lo provoque en términos de lo dispuesto por la ley.”

El daño que por esta regresividad se está ocasionando se expresa en evidencias preocupantes: incremento en la velocidad en la tala de bosques y selvas; mayor  riesgo para la sobrevivencia de especies; reducción de las zonas de recarga freática; aumento en los episodios de cambio de uso de suelo; desorden en la expansión urbana; aumento en la temperatura de los micro climas; incremento de los fenómenos climáticos atípicos; aumento en el registro de enfermedades asociadas con el cambio del entorno medio ambiental; pérdida de calidad de la tierra por contaminantes, entre otros.

En los últimos años la agenda ambiental ha sido abandonada por los gobiernos y en muchos casos sus promotores civiles están sufriendo persecución y muerte como consecuencia de discursos que anatemizan el activismo ambiental, colocándolos literalmente en una hoguera purista al estilo Savonarola.

En el marco de esta regresividad se ha interrumpido el accionar gubernamental para obligar a los agentes productivos a modificar sus medios y a invertir en sistemas que sean sostenibles, como el uso de energías verdes, agroquímicos orgánicos, etc. Protocolos que antes eran de observancia obligatoria para la construcción de obra pública y para la producción privada en la industria y la agricultura, como los estudios de impacto ambiental, pueden ser omitidos con la complacencia de quienes ejercen el gobierno.

El retraso en que se está colocando a México frente a sus compromisos globales para atenuar el cambio climático nos traerá consecuencias negativas para las áreas de la economía menos amigables con la naturaleza y el derecho humano a un medio ambiente sano.

Sin embargo, los daños progresivos a los ecosistemas naturales que están ocurriendo en esta regresión, varios de ellos, serán irreversibles y tendrán consecuencias que lamentaremos.


Checa sus colaboraciones anteriores:

**¿QUIÉN ES?
Julio Santoyo Guerrero
Es consejero del Consejo Estatal de Ecología de Michoacán e Integrante del Consejo Promotor de Área Natural Protegida en Madero, sur de Morelia y Acuitzio del Canje.

Las ideas vertidas en la sección de Opinión son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten. La política editorial de en15dias.com promueve su difusión como contribución a la discusión acerca de los conflictos sociambientales, salud, derechos humanos y política ambiental.


Esto te puede interesar

Las ramas de la psicología

Las ramas de la psicología

La psicología es la ciencia que estudia de forma teórica y práctica los aspectos, sociales, culturales y biológicos que influyen en el comportamiento humano, tanto a nivel individual como social, y el funcionamiento y desarrollo de la mente humana.

Tipos de incendios forestales

Tipos de incendios forestales

Los incendios forestales son ocasionados por diferentes tipos de fuego, cada uno con sus particulares consecuencias para el paisaje y su ecosistema. Los incendios forestales se clasifican por su tipo de nivel de intensidad en tres tipos.  

0 comments on “OPINIÓN: Regresividad ambiental en México

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: